¿Cómo encontrar las palabras para comunicar tu proyecto?

Hay muchas respuestas posibles a esa pregunta, pero ésta es una de las que más me gusta: comunica lo que haces en coherencia con quién eres. O, dicho de otra forma, más radical, más poética: comunica desde la entraña ¿A qué te refieres? A transmitir quién eres con autenticidad, conectado con tu esencia, con el alma de tu proyecto. ¿Tienen alma los proyectos? Sí la tienen. Tienen semilla, un origen, un porqué que fue el que les hizo nacer. No siempre es evidente pero ahí está, es una creación y toda creación nace de una semilla, que pasa por diversas fases, algunas de vuelo, hasta que toma tierra, se aposenta y la dejas crecer.

 

Quien dice una semilla dice un huevo. Cosas pequeñas que, sin embargo, representan todo lo que puede ser. Por decirlo de otra forma, más llamativa, histriónica: el potencial, hecho objeto, es un huevo. Y lo que hay dentro del huevo es el alma del proyecto.

 

De cómo comuniquemos nuestro proyecto dependerá también su propio potencial. Necesita palabras para llegar a otros, para tomar forma, para definirse, para coger fuerza, sentido y dirección. Para crecer hacia la luz o al calor (semilla o huevo).

 

La sexta pregunta

Esas palabras pueden explicar qué hacemos, cómo lo hacemos, a quién nos dirigimos, dónde encontrarnos y hasta cuándo. Son las 5 preguntas a las que debe responder también cualquier noticia en su primer párrafo. Hay una sexta, el porqué, a la que no siempre se puede responder con la urgencia informativa, y, sin embargo, en comunicación es clave. El porqué es el que conecta al creador con el receptor del servicio, de la obra, de la pieza.

 

Encontrar y definir el porqué, ponerlo en palabras, no siempre es fácil. Requiere de un proceso de indagación y de trabajo con un lenguaje que encaje a la perfección con quién eres y lo que quieres. Para ello, la historia que te ha traído hasta aquí suele ser un buen lugar en el que buscar, para unir los puntos, como explicaba Steve Jobs en su charla en Stanford.

 

Es un trabajo sorprendente, revelador a veces. Me viene a la mente una frase al respecto que tuve a mano durante mucho tiempo, invitándome a la acción:

 

“Más que pensar mucho mi camino, he hecho cosas y he descubierto qué era y quién era después de hacerlas”. Es de un libro lleno de hallazgos, de Ray Bradbury, en el que habla sobre todo de la escritura pero de la escritura como parte de una vida, tal vez también de su porqué –Zen en el arte de escribir-.

 

El caso es que en esa revisión de lo hecho y de lo no hecho, hay información valiosa para conectar con nuestros porqués y los de nuestros proyectos, con aquello que queremos y podemos aportar al otro.

 

Poder comunicarlo, transformarlo en un mensaje efectivo y auténtico será clave para que el mensaje emocione y lleve a la acción también al que está al otro lado. Para que el círculo se cierre y lo que tú creaste llegue al receptor que lo estaba esperando, aunque no lo sabía hasta que encontraste las palabras.

Si sientes que necesitas palabras para definir tu proyecto, explicarlo de forma efectiva, con un mensaje coherente y que conecte con aquellos a los que quieres llegar, me encantará conocerlo y acompañarte a encontrarlas.

 

Puedes escribirme aquí si quieres explicarme tu proyecto y que veamos cómo te puedo ayudar

 

En el enlace a continuación puedes leer más sobre cómo trabajaremos para encontrar las palabras para tu proyecto

Comunicar qué hago y quién soy